tarjeta roja árbitro

Guía completa de la tarjeta roja para árbitros y normas

En distintas disciplinas deportivas, se suele recurrir a una tarjeta disciplinaria como forma de advertencia, reprensión o castigo hacia un jugador, ya sea titular, suplente o sustituto de un equipo. Esta herramienta es comúnmente empleada por los árbitros para señalar la comisión de una falta por parte de un jugador. Al levantar la tarjeta sobre su cabeza y señalar o apuntar al infractor, el árbitro está comunicando su decisión. El color y diseño de esta tarjeta indican el tipo y gravedad de la falta cometida, así como la severidad de la sanción que deberá aplicarse, dependiendo de la gravedad, las sanciones pueden incluir desde la suspensión de uno hasta varios partidos.

Directiva de la IFAB sobre la tarjeta expulsión

En su manual sobre las Normas del Juego, la International Football Association Board señala siete acciones que pueden acarrear una tarjeta roja. Estas se encuentran especificadas en la regla número 12.3, correspondiente a: "Impedir un gol o una oportunidad clara de gol, juego violento o grave, escupir o morder, comportamiento agresivo, lenguaje ofensivo, recibir una segunda amonestación y entrar a la sala de video".

Ha sido eliminado el triple castigo en la ejecución de penaltis

La cuestión en discusión es de gran controversia, ya que las repercusiones de imponer una pena máxima y una expulsión son las más graves en el ámbito del fútbol. La International Football Association Board (IFAB) defiende la sanción única (penalti) o la sanción doble (penalti y tarjeta amarilla, sin importar si es la primera o segunda amonestación), aunque hay tres excepciones en las que se mantiene la triple penalización: en casos de mano en la línea de gol para evitar un tanto, en jugadas violentas y en situaciones en las que el defensor no intenta disputar el balón y su única intención es interrumpirla...

Cuándo se expulsará al último defensor

Este es otro de los temas más controvertidos en el mundo del fútbol. Se ha afirmado tradicionalmente que cualquier falta en la que el último defensa (excluyendo al portero) tire a un delantero, debe ser sancionada con una tarjeta roja. Sin embargo, esta regla no es del todo precisa. Hay situaciones en las que la infracción resulta en la expulsión del defensor y otras en las que no. La IFAB establece que solo se mostrará tarjeta roja en casos similares a los mencionados anteriormente, es decir, cuando se trate de una conducta violenta.

No obstante, existe otra posibilidad en la que el defensor será expulsado, incluso si se trata de una falta leve o un simple agarre. Esto sucede cuando el árbitro interpreta que el defensor ha evitado una clara oportunidad de gol, interrumpiendo un posible mano a mano con el portero, sin necesidad de haber derribado al delantero. Son situaciones límite que a menudo requieren imaginar lo que habría sucedido en caso de que no se hubiera cometido la falta.

Para brindar las mejores experiencias, nosotros y nuestros socios utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. La aceptación de estas tecnologías nos permite, a nosotros y a nuestros socios, procesar datos personales como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas (IDs) en este sitio y mostrar anuncios personalizados o no. No consentir o retirar el consentimiento puede tener un impacto negativo en ciertas características y funciones del sitio.

Historiaeditar

La brillante idea de utilizar tarjetas de colores en un idioma neutral para informar al público y a los jugadores sobre las decisiones de los árbitros en los deportes, surgió de Ken Aston, un árbitro inglés de fútbol. Aston, quien estuvo a cargo del controversial partido entre Chile e Italia en la VII Copa Mundial de Fútbol de 1962 -conocido como la "Batalla de Santiago"-, se dio cuenta de la necesidad de tener un sistema más eficaz para graduar y comunicar las faltas durante los partidos.
Esto llevó a Aston a crear un código de colores basado en los mismos principios que los semáforos (amarillo para precaución y rojo para detenerse), lo que permitiría superar las barreras del idioma y brindar claridad sobre si un jugador había sido amonestado o expulsado. Una revolución en el mundo del arbitraje deportivo.
Como resultado, se estableció que la tarjeta amarilla representaría una amonestación y la tarjeta roja una expulsión, y su primera aparición oficial fue en la Copa Mundial de 1970 en México.[1] Sin embargo, debido a que no hubo expulsiones durante el torneo, su debut verdadero no se produjo hasta...
Esta innovadora medida ha sido adoptada y expandida por varias disciplinas deportivas, con cada deporte adaptándola según sus propias reglas y leyes, convirtiéndose en un elemento esencial del arbitraje en el mundo del deporte.

Tarjetas penales usadas frecuentementeeditar

Los diferentes deportes utilizan la tarjeta amarilla como un símbolo y su significado puede variar según el código. En general, indica una advertencia o suspensión temporal dada a un jugador por su conducta.

Por ejemplo, en el fútbol, el árbitro registra el nombre del jugador en un cuaderno como prueba de su amonestación, también conocida como "reserva". Un jugador amonestado puede continuar jugando, pero si recibe otra amonestación en el mismo partido, es expulsado (recibiendo una segunda tarjeta amarilla y luego una tarjeta roja), lo que significa que debe abandonar el campo de inmediato y no puede seguir participando en el juego.

Según la ley 12 de las reglas de juego, establecida por el International Football Association Board y utilizada por la FIFA, existen ciertas ofensas y malas conductas que pueden resultar en una amonestación. Además, solo pueden recibir una tarjeta amarilla jugadores, suplentes o jugadores sustituidos. Las nueve razones principales para una amonestación incluyen:

  1. Faltar el respeto al árbitro
  2. Cometer una falta táctica
  3. Demorar el reinicio del juego
  4. Simular una falta o lesión
  5. Suspender el juego o cometer actos violentos
  6. Impedir una oportunidad clara de gol
  7. Tocar el balón con la mano para impedir un gol o una oportunidad de gol
  8. Sacar un gol al entrar en la portería con la mano
  9. Abandonar el campo sin permiso del árbitro

Escribe tu opinión

INNOVASER 360, S.L. ha sido seleccionada para recibir una ayuda del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) cuyo propósito es fomentar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación. Gracias a esta oportunidad, hemos implementado una consultoría enfocada en mejorar los procesos en empresas que buscan innovar y establecerse en el mercado. Todo esto ha sido posible gracias al apoyo del Programa InnoCámaras, dirigido por la Cámara de Comercio de Granada.

Concretamente, contamos con una subvención concedida por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, perteneciente a la Junta de Andalucía, por un valor de 12.855,00 euros, y cofinanciada en un 80% por la Unión Europea a través del FEDER. Este apoyo económico nos ha permitido llevar a cabo el proyecto "Desarrollo e implantación de una solución TIC para la mejora en los procesos de gestión", con el objetivo principal de "Asegurar un óptimo aprovechamiento de las tecnologías de la información".

Otra de nuestras iniciativas respaldadas por la agencia IDEA y el FEDER, es el proyecto "Diagnóstico en el área de marketing", en el cual hemos recibido un incentivo de 8.438,50 euros, también financiado en un 80% por la Unión Europea. Su finalidad es "Promover la competitividad del tejido empresarial" a través de un análisis exhaustivo de nuestro departamento de marketing.

Seguiremos trabajando para contribuir al desarrollo económico y social de nuestra región.

Artículos relacionados