que documentos necesito para hacer separacion de bienes

Documentos necesarios para realizar una correcta separación de bienes en el matrimonio

En España, existen tres tipos de regímenes económicos en los que una pareja puede contraer matrimonio según lo establecido en el Código Civil. Estos incluyen el régimen de gananciales, el régimen de separación de bienes y el régimen de participación. Generalmente, el último es el más popular entre los cónyuges españoles, ya que les permite conservar todo su patrimonio en caso de divorcio, independientemente de cuándo se hayan adquirido dichos bienes durante el matrimonio.

Entendiendo el concepto de separación de patrimonio

La separación de bienes es un régimen económico que distingue entre los bienes patrimoniales de los cónyuges de un matrimonio. Bajo este régimen, cada uno de los cónyuges tiene el derecho de mantener y administrar sus bienes y propiedades, adquiridos, donados o heredados antes o durante el matrimonio. Además, se espera que ambos aporten igualmente para pagar las cargas matrimoniales, tales como el seguro de la casa. Vale mencionar que, en este régimen, la vivienda familiar se considera el patrimonio de ambos cónyuges.


Para establecer la separación de bienes, los cónyuges deben firmar las capitulaciones matrimoniales, un contrato que establece las reglas para regular la relación económica entre ambas partes. Este contrato puede firmarse hasta un año antes del matrimonio o durante el mismo, y en él se detalla el patrimonio actual y futuro, si existiese, de ambos cónyuges.


Además, durante el matrimonio, la pareja puede modificar las capitulaciones matrimoniales, anulando el contrato previo. En caso de que los cónyuges firmen el contrato antes de casarse, las capitulaciones matrimoniales dejarán de tener efecto si el matrimonio no se celebra dentro de un año desde la fecha del contrato.

Consideraciones acerca de la disolución patrimonial

El matrimonio y la adquisición de bienes comunes suele ser motivo de preocupación para muchas parejas. En caso de divorcio, la propiedad de estos bienes puede ser difícil de probar, lo que lleva a su liquidación. Sin embargo, esto no sucede cuando se opta por el régimen de separación de bienes, en el que cada cónyuge mantiene la propiedad de sus bienes por separado.

Este régimen solo se aplica si se realizan capitulaciones matrimoniales, aunque en algunas Comunidades Autónomas como Cataluña, Baleares, País Vasco, Aragón o la Comunidad Valenciana, se establece por defecto en caso de que no haya acuerdo en sentido contrario.

La separación de bienes brinda a los cónyuges la posibilidad de mantener sus respectivos patrimonios separados, lo que les permite protegerse mutuamente de cualquier implicación en sus actividades profesionales o comerciales. De este modo, cada uno cuenta con una seguridad de que sus bienes no se verán comprometidos en caso de una posible ruptura matrimonial.

Requisitos legales para realizar una separación de patrimonios

El artículo 1325 del Código Civil establece que en las capitulaciones matrimoniales, los contratantes pueden acordar, cambiar o reemplazar el régimen económico de su matrimonio.

Dentro de este documento se deben detallar los bienes de cada uno y las disposiciones respecto a los bienes adquiridos en común durante la unión matrimonial. Además, según el artículo 1326 del CC, también se puede acordar la separación de bienes después del matrimonio, siempre y cuando ambos cónyuges así lo manifiesten.

Tanto antes como después de la ceremonia nupcial, la decisión debe ser registrada ante un notario en las capitulaciones matrimoniales, las cuales serán inscritas en el Registro Civil junto con el acta de matrimonio. En este sentido, el CC establece que la separación de bienes será válida en los siguientes casos:

Las capitulaciones matrimoniales

Las capitulaciones matrimoniales son un acuerdo de carácter preventivo que se formaliza ante Notario, ya sea antes o después del matrimonio, con el objetivo de establecer una separación de bienes. Este documento se realiza en previsión de una posible crisis matrimonial, aunque esta situación nunca llegue a ocurrir. Es importante tener en cuenta que todo lo estipulado en las capitulaciones quedaría sin efecto si el matrimonio no se produce en un plazo de un año.

La separación de bienes en el matrimonio Una presunción a considerar

De esta manera, podrás encontrar toda la información en la sección correspondiente del Código Civil, bajo el Título IV de las relaciones patrimoniales entre los cónyuges, en los Artículos 1375 a 1411.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los cónyuges pueden acordar de común acuerdo que no regirá entre ellos la sociedad de gananciales, sin especificar las reglas que regirán sus bienes.

Por otra parte, si la sociedad de gananciales o el régimen de participación se extinguiera durante el matrimonio, los interesados podrán optar por sustituirlo por otro régimen diferente.

Sin embargo, siempre es recomendable consultar los textos legales oficiales para obtener una información más precisa y completa al respecto. ¡No dudes en consultarnos sobre cualquier duda que tengas!

Descubriendo el concepto del régimen de separación patrimonial

Antes de adentrarnos en el tema, es necesario recordar y definir claramente qué es el régimen de separación de bienes. Este régimen establece que los bienes que cada cónyuge posea antes del matrimonio y los que adquieran durante el mismo, pertenecerán exclusivamente a cada uno de ellos, conservando la propiedad de todo lo que hayan obtenido tanto antes como después de la unión.

Es importante destacar que, a pesar de poseer patrimonios separados, ambos cónyuges deben contribuir al mantenimiento de la familia. En caso de que no haya acuerdo entre ellos, no es necesario que esta contribución sea equilibrada al 50%, sino que puede variar en función de los recursos de cada uno.

Las capitulaciones matrimoniales

En el ámbito del régimen de separación de bienes, un concepto fundamental es el de capitulaciones matrimoniales. Se trata de un documento público que se debe otorgar ante notario y que resulta imprescindible en la mayoría de las comunidades autónomas españolas para elegir este régimen. Este acuerdo puede realizarse antes o durante el matrimonio.


Las capitulaciones matrimoniales son un pacto preventivo entre los cónyuges que tiene como objetivo anticipar una posible situación de crisis en el futuro, como podría ser un divorcio. Aunque esta situación puede ocurrir o no, es importante preverla. Si el documento se firma y se registra ante notario después de contraer matrimonio, su finalidad será reemplazar, modificar o establecer el régimen económico del matrimonio a partir de entonces.

Pautas esenciales para llevar a cabo la división de patrimonio

Opción ideal para evitar problemas en el futuro

Al redactar un acuerdo matrimonial, es crucial especificar todos los detalles relacionados con las posesiones actuales y futuras de ambos cónyuges. Se debe ser cauteloso durante este proceso, ya que cualquier punto omitido puede causar disputas en caso de separación o divorcio.

Este aspecto es particularmente complicado, ya que requiere el consentimiento de ambas partes y no es algo que siempre ocurra. Además, es posible que uno de los cónyuges solicite la liquidación de los bienes en común hasta ese momento. Aunque no es algo común, el Código Civil contempla este derecho.

En ambos casos, se debe analizar la actividad económica de cada persona y su rol dentro del matrimonio. Por ejemplo, uno de los cónyuges puede renunciar temporalmente a su carrera para cuidar de los hijos, lo que podría perjudicarlo en un régimen de separación de bienes. Asimismo, es posible que ambos posean propiedades exclusivas antes del matrimonio, en cuyo caso este tipo de régimen les beneficia al no tener que compartirlas...

Requiere una consulta con un abogado experimentado

Metro Tetuan (L1) y Cuzco (L10) son las dos estaciones de metro que se encuentran en la zona. Si prefieres moverte en bus, tienes a tu disposición las líneas 27, 147, 149, 40 y 5. Para los que prefieren su propio medio de transporte, hay aparcamiento público en dos ubicaciones cercanas: Calle Orense 48 y Calle de Sor Ángela de la Cruz.

Artículos relacionados