narcolepsia definición

Narcolepsia Conoce su definición y síntomas

La narcolepsia es un trastorno poco común, cuyas raíces provienen del vocablo griego "narkes lepsis", que significa "ataque de torpor". También llamada síndrome de Gelineau, esta enfermedad de causa desconocida se presenta en una minoría de la población y se caracteriza por una fuerte somnolencia diurna que es imposible de resistir.

Síntomas

Existen varios síntomas relacionados con la narcolepsia, los cuales pueden agravarse en los primeros años de desarrollo del trastorno y persistir a lo largo de toda la vida.



Entre ellos se encuentra la somnolencia diurna excesiva, caracterizada por la capacidad de quedarse dormido sin previo aviso en cualquier momento y lugar. Esto puede ocurrir en situaciones aburridas o incluso mientras se realiza una actividad, como por ejemplo trabajar o conversar con amigos. Esta situación puede resultar peligrosa si se presenta mientras se conduce un vehículo.

En algunos casos, puede durar solo unos pocos minutos, pero en otros puede extenderse hasta media hora. A pesar de despertar sintiéndose descansado, es común que la somnolencia regrese poco tiempo después.



Además, es posible que durante el día tu nivel de atención y concentración se vea afectado. La somnolencia diurna suele ser uno de los primeros síntomas en aparecer, lo cual dificulta la realización de cualquier actividad.



Causas

El mecanismo fisiopatológico de la narcolepsia se basa en la desaparición de neuronas productoras de hipocretina, un importante neurotransmisor que regula el ciclo de sueño y vigilia.

Según los especialistas en neurofisiología del Hospital Rey Juan Carlos, diferentes causas pueden llevar a esta pérdida neuronal y provocar la narcolepsia tipo 1, como procesos autoinmunes, infartos cerebrales, infecciones o traumatismos craneoencefálicos. Además, existe un factor genético que aumenta el riesgo de desarrollar esta condición.

TRASTORNO DE NARCOLEPSIA

La narcolepsia es un trastorno de sueño neurológico que se caracteriza por una somnolencia diurna excesiva. En la mayoría de los casos, esta condición va acompañada de cataplejías, que son episodios de debilidad muscular repentina. En Europa, la prevalencia de este trastorno es del 3 al 5 por 10000 habitantes y suele manifestarse entre los 20 y 30 años de edad. Además, se ha comprobado que hay un componente genético importante, lo que significa que varios miembros de una misma familia pueden verse afectados. De hecho, el trastorno afecta al 1-2% de los familiares de primer grado.

Síntomas

La narcolepsia suele manifestarse por primera vez durante la adolescencia o la edad adulta temprana, entre los 15 y los 30 años. A continuación, enumeramos los síntomas más comunes de esta condición.

Entre ellos se incluyen somnolencia diurna y cataplexia, aunque no todas las personas con narcolepsia presentan todos estos síntomas. Cabe destacar que, a pesar de sentirse extremadamente cansadas, muchas personas afectadas no experimentan una buena calidad de sueño durante la noche.

Qué es

La narcolepsia es un trastorno del sueño de larga duración, perteneciente al grupo de hipersomnias, que se caracteriza por una excesiva somnolencia durante el día, sin razones justificadas como la privación del sueño o el síndrome de apneas del sueño. Esta somnolencia puede venir acompañada de otros síntomas, derivados del paso patológico a la etapa REM del sueño, como ataques repentinos e intensos de sueño, cataplejía, parálisis del sueño y alucinaciones. Así lo explican los especialistas Miguel Pintor Zamora, Rolando Agudo Herrera, Inmaculada López Gutiérrez y Luis Yupanqui Guerra del Servicio de Neurofisiología Clínica del...

Pese a que la narcolepsia es una enfermedad poco común, está reconocida como una Enfermedad Rara por la Federación Española De Enfermedades Raras (Feder). Su incidencia es difícil de determinar, pero se estima que afecta al 0,04% de la población española, lo que equivale a 4 de cada 10.000 personas, con un aproximado de entre 10.000 y 30.000 pacientes en nuestro país. Por lo general, la narcolepsia se manifiesta después de los 5 años de edad, con dos picos de mayor incidencia: entre los 15 y 35 años. Esta enfermedad afecta por igual a ambos sexos, con una leve tendencia hacia los varones.

Tipos

Narcolepsia con cataplejía: un trastorno del sueño crónico

El tipo 1 de narcolepsia, caracterizado por un déficit de hipocretina o cataplejía, es un trastorno del sueño que afecta entre el 0,02% y el 0,05% de la población. Los síntomas incluyen la pérdida repentina de tono muscular o cataplejía, la parálisis del sueño y las alucinaciones hipnagógicas. Esto se debe a una disminución de los niveles de hipocretina en el líquido cefalorraquídeo de estos pacientes.

Diagnóstico

La Academia Americana de Medicina del Sueño cuenta con criterios bien definidos para el diagnóstico de la narcolepsia, los cuales se basan en la clínica del paciente, los estudios de sueño y la determinación de la hipocretina. Entre estos estudios se encuentran la polisomnografía nocturna seguida del test múltiple de latencia del sueño.

Sin embargo, según advierten los neurofisiólogos clínicos, la dificultad para diagnosticar esta enfermedad radica en el poco conocimiento que tiene la población general acerca de ella. A esto se suma el hecho de que los síntomas de la narcolepsia pueden progresar lentamente, lo que lleva al paciente a acostumbrarse a su "nueva realidad". Esto provoca un retraso significativo en el momento en que buscan ayuda médica. De hecho, en 2010 se calculó que el retraso en el diagnóstico puede llegar hasta los 10 años y que solo el 5% de los pacientes narcolépticos reciben un diagnóstico correcto.

Por otro lado, la presencia de narcolepsia también se relaciona con una mayor prevalencia de otros trastornos del sueño, como los movimientos periódicos de piernas, las parasomnias durante el sueño en las etapas REM y NREM, así como el síndrome de apnea/hipopnea obstructiva durante el sueño. Además, se ha encontrado una asociación con otras enfermedades, como la obesidad y la diabetes tipo 2.

Criterios diagnósticoseditar

Causas más recientes del trastorno son síntomas que indican una regulación anormal del movimiento ocular rápido (REM) del sueño, que es característico de este síndrome. Aunque la somnolencia diurna es verificable en todos los pacientes con narcolepsia, los otros signos pueden variar en su aparición. Sólo el 10% de los pacientes con narcolepsia presentan los cuatro síntomas juntos.

El 80% de los enfermos sufre de cataplejía en algún grado, mientras que un porcentaje menor presenta alucinaciones hipnagógicas, parálisis del sueño o ambos. Otros síntomas asociados también pueden ser útiles para el diagnóstico, aunque carecen de especificidad. Por ejemplo, la conducta automática durante el despertar (un estado de trance donde persisten conductas motoras sencillas) puede confirmar la somnolencia diurna, pero no es un indicador seguro. Muchos pacientes con narcolepsia también informan de una interrupción significativa del sueño nocturno.

Los antecedentes familiares son importantes a la hora de evaluar a un paciente con somnolencia diurna excesiva. Observar cuidadosamente a los hijos y hermanos de los pacientes con narcolepsia, especialmente aquellos que están en la edad típica de inicio (entre los 10 y 19 años), puede ayudar a un diagnóstico temprano.

Qué es

La narcolepsia: una enfermedad poco común, pero ampliamente conocida debido a sus raros síntomas. Según ASENARCO, se estima que afecta a 20-30 personas por cada 100.000 habitantes. Los síntomas más comunes de esta enfermedad crónica son la somnolencia extrema y ataques repentinos de sueño durante el día, sin importar la situación en la que se encuentre la persona afectada.

Esto puede llevar a problemas graves para mantenerse despierto durante largos períodos de tiempo, ya sea en el trabajo, en la escuela o incluso haciendo ejercicio. Las personas afectadas pueden quedarse dormidas sin previo aviso, lo cual puede resultar peligroso en ciertas situaciones.

Todo esto se debe a un trastorno neurológico en el que el sueño pasa por diferentes ciclos. Normalmente, al quedarnos dormidos, experimentamos fases sin movimientos oculares rápidos, en las que la actividad cerebral se ralentiza. Después de aproximadamente una hora, entramos en la fase REM, donde se produce la mayoría de los sueños y la actividad cerebral aumenta. Un ciclo de sueño completo dura entre 90 y 100 minutos, y durante una noche completamos entre cuatro y cinco ciclos.

En las personas con narcolepsia, este proceso se ve alterado de alguna manera, causando la aparición de los síntomas característicos. Se cree que la causa de esta alteración aún no se conoce con precisión, pero se ha relacionado con bajos niveles de un neurotransmisor llamado hipocretina, producido en el cerebro y encargado de mantenernos despiertos. Además, diferentes estudios han demostrado que esta alteración suele estar asociada a un trastorno autoinmune.

La narcolepsia suele manifestarse entre los 15 y 35 años, aunque también puede aparecer a cualquier edad. A pesar de ser una enfermedad poco común, su peculiar sintomatología la ha hecho bien conocida en la sociedad. Esperamos que esta información te haya resultado útil y nos ayude a entender mejor esta condición.

Artículos relacionados