el 90 de las mujeres afirma utilizar un filtro en sus fotos

Impacto de los filtros en la percepción de la belleza femenina

El reporte trata diversos temas. Específicamente, ofrece evidencia sobre el enojo duradero de la juventud hacia los medios, que perciben como 'demasiado carentes de diversidad', 'demasiado normativos' y enfocados únicamente en una belleza estereotipada. Un sistema que impone la edición de fotos: todo excepto la autenticidad, en resumen.

Estrategias para contrarrestar estas dificultades

En épocas de cuarentena, las redes sociales suelen ser una opción recurrente para pasar el tiempo y mantenernos conectados con otros. Sin embargo, su uso excesivo puede tener un impacto negativo en nuestra salud mental y autoestima. Por eso, es recomendable establecer límites y controlar el tiempo que pasamos en ellas.

Según Brigham, una estrategia útil es poner un temporizador de 20 minutos antes de abrir las redes sociales. De esta manera, nos recordaremos que hay otras actividades que podemos hacer más allá de estar en las redes y no nos dejaremos llevar por la inmediatez de las actualizaciones y noticias.

Otra opción efectiva para limitar el uso de las redes sociales es eliminar las aplicaciones de nuestro teléfono. De esta manera, será más difícil caer en la tentación de revisar constantemente nuestras redes y podremos enfocarnos en otras tareas o actividades más productivas.

Admiración por aparentes imperfecciones físicas

Compararse con el yo ideal, ¿inevitable? Muchas personas caen en la tentación de compararse constantemente con una versión retocada y perfeccionada de sí mismos, buscando una simetría irreal y facciones poco realistas. Sin embargo, al hacer esta comparación, se pueden generar complejos y obsesiones hacia aquellas partes de nuestro cuerpo o cara que no se ajustan a ese ideal inalcanzable. Esta fijación por nuestros supuestos defectos puede llevar incluso al desarrollo de un trastorno dismórfico corporal, caracterizado por la preocupación extrema por un defecto percibido que causa malestar en la persona afectada.

Además, este tipo de comparaciones puede traer consigo otras consecuencias psicológicas negativas. Sentimientos como la tristeza, la baja autoestima, la falta de motivación y la reducción de la actividad suelen estar presentes en aquellos que se obsesionan con alcanzar un estándar de belleza irreal. Algunas personas incluso pueden llegar a aislarse y evitar el contacto social, evitando relacionarse con personas en la vida real debido a la vergüenza o inseguridad generada por sus complejos.

Estos síntomas, si no se abordan adecuadamente, pueden evolucionar hacia trastornos más graves como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), la ansiedad, los trastornos alimentarios o incluso la depresión. Por ello, es importante ser conscientes de la influencia que tiene la comparación con un ideal inalcanzable en nuestra salud mental y aprender a aceptar y amar nuestro cuerpo tal y como es.

Implicaciones del estudio

Cuidado con el uso excesivo de filtros en nuestras fotografías, puede generar un efecto contrario al deseado. En ocasiones, una persona puede editar en exceso su apariencia y, como consecuencia, otra reacciona haciendo lo mismo con su publicación. Esta acción perpetúa una cultura de estándares de belleza inalcanzables que pueden afectar nuestra salud mental.

Según Saba Harouni Lurie, LMFT, ATR-BC, propietaria y fundadora de Take Root Therapy, el uso de filtros para retocar nuestra imagen no necesariamente es dañino en sí mismo. Sin embargo, al estar expuestos a imágenes poco realistas, como piel perfecta o ausencia de arrugas, incluyendo en nuestras propias fotografías, se nos dificulta ver nuestros rasgos naturales en el espejo.

Sin filtros en mi descripción una promesa cumplida

Los impactos del uso de filtros en las redes sociales

El uso de filtros en las redes sociales puede tener consecuencias duraderas. Sara, una influencer que ha tenido una gran presencia en las redes sociales, ha notado cómo esto afecta a las personas. Cuando los usuarios usan o ven imágenes con filtros, comienzan a aceptarlos como norma y se produce un cambio en su percepción de sí mismos. Incluso ha habido un aumento en los procedimientos de cirugía plástica relacionados con los filtros. La mayoría de los procedimientos más solicitados son en los ojos, la nariz y los labios.

"Recibo muchos mensajes donde la gente me dice que quiere someterse a cirugía para verse como los filtros, por ejemplo, con relleno en los labios", compartió Sara. "Honestamente, yo también..."

"Otras personas también me han dicho que los filtros han afectado negativamente su autoestima, ya que sienten que no pueden igualar ciertos aspectos estéticos que están de moda", añadió Sara.

"En mi cuenta, no uso filtros y, si acaso lo hago, solo son algunos muy básicos. Los filtros de belleza que utilizo son simplemente para mostrar la diferencia entre mi rostro natural y el que se crea con el filtro", concluyó Sara. Es importante recordar que la verdadera belleza se encuentra en la diversidad y en aceptar nuestras imperfecciones naturales.

Mujeres y baja autoestima

La presión por seguir el ideal físico promovido en las redes sociales y la cultura actual tiene un impacto negativo en la autoestima de las mujeres. Esta disonancia entra lo que se espera y la propia imagen corporal afecta más a las mujeres.

Las personas con baja autoestima suelen conectar más con los demás a través de las redes sociales, pero esto puede llevar al aislamiento social, creando un círculo de dependencia y limitando la formación de vínculos afectivos.

Es relevante destacar que cada vez hay una mayor conciencia sobre los daños psicológicos que pueden generar los filtros en las redes sociales. Estos pueden dañar la autoestima y, por ende, la salud mental de las personas. De hecho, algunas marcas se niegan a publicar sus productos si se utilizan filtros y retoques en su promoción. Incluso la red social Instagram planteó eliminar los filtros que promuevan un estándar de belleza poco realista. Aunque estas medidas y regulaciones aún no están vigentes en todos los países.

Descripción general del estudio

Las redes sociales pueden ser una forma poderosa de obtener validación y reconocimiento al recibir ‘likes’ y atención de los demás. Sin embargo, para muchas mujeres jóvenes, también pueden generar una gran ansiedad. La profesora Rosalind Gill, autora de un informe sobre el tema, se sorprendió al escuchar constantemente a las mujeres jóvenes expresar: "Me siento juzgada".

Incluso en Internet, las mujeres de diferentes orígenes se enfrentan a una falta de representación. Según Gill, las mujeres de grupos étnicos diversos, personas con discapacidades y personas no binarias a menudo se sienten excluidas al no ver modelos a su imagen en las redes sociales.

Antes, eran las revistas de moda las que dictaban los estándares de belleza para las mujeres. Las modelos y actrices parecían inalcanzables con sus cuerpos perfectos y sus looks de ensueño en lugares exóticos. Según Tess Brigham, MFT, psicoterapeuta y coach de vida, las mujeres estudiaban estas imágenes irreales tratando de encajar en un ideal que no era realista.

Apoyo virtual Es momento de buscar asistencia

En Psicología Online Avanzada, seguimos un enfoque basado en métodos científicamente validados, combinándolos con una actitud empática y cercana hacia tu problema. Contamos con profesionales certificados y ofrecemos tratamientos psicoterapéuticos para abordar una amplia gama de síntomas.

Es importante tener en cuenta que ciertos síntomas pueden ser similares a los de la Depresión, aunque no se llegue a un diagnóstico oficial. Aún así, es suficiente motivo para buscar ayuda y comenzar una terapia.

Incluso, en ciertos casos, la terapia puede ser utilizada como medida preventiva para evitar que los síntomas empeoren. Además, nos adaptamos a las nuevas tecnologías y ofrecemos sesiones por videoconferencia.

Artículos relacionados