donde vive el lémur

Descubre dónde vive el lémur hábitat y curiosidades de la especie

Los lémures son criaturas extremadamente amigables y curiosas que disfrutan colgándose de ramas y saltando con una gran destreza. Hay diversas variedades de lémures, caracterizadas principalmente por su pelaje, tamaño y costumbres. Estas especies se encuentran o han vivido en la isla de Madagascar.

La residencia esencial del lémur en Madagascar

Madagascar es la cuarta isla más grande del mundo y se encuentra ubicada en la costa oriental de África, en el océano Índico. Hace más de 150 millones de años, se separó del continente africano debido a la movimiento de las placas continentales.
Esta separación tuvo como consecuencia la evolución independiente de las especies de plantas y animales que habitaban la isla. De hecho, el 75% de las especies presentes en Madagascar son endémicas, es decir, únicas de esta isla.
La isla de Madagascar cuenta con una gran diversidad de paisajes y ecosistemas. La parte este, por ejemplo, es la más húmeda y está cubierta por bosques tropicales. Por su parte, el centro de la isla se caracteriza por una clima más frío y seco, siendo su principal actividad económica la producción de arroz.

Ecologíaeditar

El lémur de cola anillada es una especie diurna y semiterrestre, que pasa gran parte de su tiempo en tierra. Sin embargo, también es un animal arbóreo, con un 23% de su tiempo en la zona intermedia de la canopea, un 25% en el dosel superior, un 6% en la capa emergente y un 13% en arbustos pequeños. Además, el 70% de sus viajes en grupo son también terrestres.

El tamaño de los grupos, su área de acción y la densidad de población pueden variar dependiendo de la región y la disponibilidad de alimento. Por lo general, los grupos están formados por entre seis y veinticinco individuos, aunque se han registrado casos de grupos con más de treinta. La media suele ser de trece a quince individuos. Su ámbito territorial puede abarcar desde 6 hasta 35 hectáreas, y es común que se superpongan con otros grupos.

Los encuentros con otros grupos en la naturaleza suelen ser hostiles. El lémur de cola anillada tiene diversos depredadores tanto nativos como introducidos. Entre los depredadores nativos se encuentran el fosa, el aguilucho malgache, el buitre de Madagascar y la boa de tierra de Madagascar. Por otro lado, se han reportado casos de ataques por parte de especies introducidas como la civeta enana, el gato doméstico y el perro doméstico.

Comportamientoeditar

El comportamiento de los lémures es tan diverso como su apariencia. Desde su elección de alimentos y forma de vivir en sociedad, hasta su manera de comunicarse y protegerse de los depredadores, estos primates malgaches demuestran una naturaleza única y sorprendente. Aunque se suele clasificar a los lémures según su tamaño y hábitos diarios, hay excepciones que demuestran la versatilidad de estos animales.

Su dieta es variada y muestra una gran adaptabilidad. Aunque las especies más pequeñas suelen alimentarse de frutas e insectos (omnívoras), mientras que las más grandes son herbívoras, en realidad los lémures pueden comer casi cualquier cosa cuando tienen hambre. Por ejemplo, el lémur de cola anillada incluye insectos y pequeños vertebrados en su dieta si es necesario, lo que lo convierte en un omnívoro oportunista. El lémur ratón gigante de Coquerel es principalmente...

En el mundo de la mastozoología, se asume comúnmente que los mamíferos pequeños no pueden sobrevivir con solo una alimentación vegetal y necesitan una dieta alta en calorías para prosperar. Por esta razón, se creía que los primates más pequeños debían ser insectívoros y consumir una gran cantidad de proteínas en su dieta. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que los lémures ratón, los primates más pequeños actuales, consumen más frutas que insectos, desafiando esta hipótesis previa.

Lémures de cola anillada vs de corona blanca y negra

A pesar de ser muy similares, el lémur catta y el lémur vari tienen algunas diferencias notables que son importantes conocer.

La más evidente de estas diferencias se encuentra en su pelaje. Mientras que el lémur vari cuenta con un pelaje largo y grueso de colores blancos y negros, el lémur catta tiene un pelaje más corto y claro en la parte ventral y con un tono marrón o grisáceo en la parte dorsal.

Otra característica distintiva del lémur vari es su melena blanca, la cual cubre sus orejas y se extiende en forma de collar a lo largo de su cuello, de ahí su nombre. Por otro lado, el lémur catta destaca por su cola larga con rayas alternadas blancas y negras.

Características del lémur

Los lemures son unos primates de tamaño pequeño que viven en los árboles de la isla de Madagascar y de las islas Comoras. Existen varias subespecies con pequeñas diferencias entre ellas. Algunos son activos durante el día, mientras que otros prefieren la actividad nocturna. Además, estos animales tienen una excelente visión tanto diurna como nocturna.

Los colores, formas y hábitos de vida y alimentación de los lemures varían ligeramente según la región donde viven dentro de la isla. Son omnívoros y se alimentan de frutas, hojas, insectos, flores y pequeños vertebrados. Sin embargo, su alimentación está totalmente ligada a la existencia de bosques ricos y salvajes. Dependen de ellos para sobrevivir. Su peso puede oscilar desde apenas 30 gramos del género Microcebus hasta los 9 kg de otras especies.

Estos animales tienen 5 dedos en sus manos y poseen un pulgar oponible para agarrar con mayor facilidad. En lugar de garras, tienen uñas. Son criaturas sociables y comunicativas, y utilizan el marcaje como forma de demostrar dominio, advertir y marcar su territorio. También tienen un gran sentido del olfato, que utilizan para comunicarse. Disponen de glándulas odoríferas ubicadas en las muñecas, el cuello y los genitales.

Curiosidades del lémur

Los lémures son una especie de mamíferos caracterizados por su adaptación al hábitat arbóreo. Su agilidad y habilidad para trepar y saltar hacen de ellos primates únicos. Aunque no se limitan solo a los árboles, combinan la protección arbórea con la vida en tierra firme. Su actividad abarca tanto el día como la noche, aunque algunos géneros son más activos de noche.



Su pelaje les brinda una protección camuflaje que les permite pasar desapercibidos en su entorno. Sin embargo, no solo su apariencia es una herramienta importante para su supervivencia, sino también sus habilidades comunicativas. Utilizan vocalizaciones para su vida social, viviendo en grupos compuestos por alrededor de 15 individuos. Estos sonidos les permiten alertar y proteger a su comunidad.



Pero no solo las vocalizaciones son importantes para ellos, sino también la comunicación visual. Expressiones faciales y movimientos corporales son utilizados para complementar sus habilidades comunicativas. De esta manera, los lémures demuestran una manera muy desarrollada de interacción en su comunidad.

Historia evolutiva y taxonomíaeditar

La historia evolutiva del lémur de cola anillada y sus parientes, conocidos como lémures, es un misterio debido a que todos los fósiles de mamíferos encontrados en Madagascar pertenecen a épocas recientes.[12]​ Sin embargo, pruebas genéticas han demostrado que los lémures están más estrechamente relacionados entre sí que con otros primates parecidos.[13]​ Se cree que esto se debe a eventos esporádicos de dispersión oceánica o rafting biológico, en el cual los lémures fueron llevados a la isla en balsas de vegetación.[14]​

Los estudios de secuencia de ADN muestran que la familia Lemuridae se separó hace entre 26,1 ± 3,3 Ma y 24,9 ± 3,6 Ma.[15]​ El lémur rufus fue el primer género en divergir, según lo respaldan las secuencias de aminoácidos, el ADN y los cariotipos.[16]​ También se ha visto una fuerte divergencia genética entre los lémures marrones o verdaderos (género Eulemur) y otros grupos hermanos, como los lémures del bambú de los géneros Hapalemur y Prolemur.[17]​

Aunque se cree que el lémur de cola anillada está más relacionado con los lémures de bambú, algunos rasgos morfológicos, como las glándulas odoríferas de marcado territorial, muestran similitudes con los lémures marrones y verdaderos.[18]​ Sin embargo, otros rasgos, como la longitud del hocico, no respaldan esta teoría.[19]​ Estudios de inmunología también han cuestionado la relación de cercanía entre estos lémures.[20]​

Aunque se cree que están más estrechamente relacionados entre sí que con otros primates, esta teoría aún está siendo investigada y cuestionada a través de diferentes enfoques científicos.

Artículos relacionados