daniel el nino desaparecido con su abuelo

Encontrado Daniel el niño desaparecido junto a su abuelo en Manzanilla Últimas noticias

El triste suceso ocurrido en Manzanilla ha dejado un vacío imposible de llenar, ya que el pequeño Daniel, de tan solo dos años, quien desapareció junto a su abuelo, ha fallecido. Así lo ha declarado el alcalde de la ciudad, Cristóbal Carrillo, en exclusiva para este periódico.

Adiós final en Manzanilla a un modelo de comunitario vecino

Manzanilla despide a Antonio Blanco tras la autopsia realizada dos días después del evento.

El fallecido era conocido por su carácter trabajador y humilde, según testimonios de personas que le conocían. Según un vecino, "era poco visible en el pueblo debido a su trabajo en una finca, pero siempre fue una buena persona y adoraba a su nieto". Mientras tanto, medios de comunicación y cámaras deambulan alrededor del Ayuntamiento.

En los bares cercanos, no se habla de otra cosa que no sea el triste suceso de Antonio y su nieto Daniel, que ha mantenido en suspense a toda la localidad. Las conjeturas y datos sobre su desaparición se han multiplicado en los últimos días.

El abuelo murió por un infarto no se suicidó

A pesar de las teorías iniciales que sugerían un posible suicidio, quienes conocían a Antonio siempre dudaron de que tuviera la intención de terminar con su vida junto a su nieto. Según sus vecinos en Manzanilla, él era un modelo a seguir y sentía un amor inmenso por su nieto, quien era su luz en medio de su depresión.

El martes 13 de diciembre, se ha informado de que la muerte de Antonio Blanco fue causada por un infarto, contradiciendo la primera hipótesis de que había muerto a causa de una subida de azúcar.

Esta noticia ha sido confirmada por el alcalde del municipio, Cristóbal Carrillo, en una entrevista con este periódico. "La autopsia reveló que la muerte de Antonio fue por causas naturales, específicamente debido a un infarto relacionado con su diabetes", afirmó Carrillo.

El vehículo donde se esfumaron sin daños

Tras una exhaustiva investigación por parte de la Guardia Civil, se procedió a devolver el automóvil de Antonio Blanco a la zona conocida como las 'Casas baratas', ubicada en Manzanilla. Afortunadamente, el vehículo no presentaba ningún daño y se encontraba en perfecto estado.

La autopsia realizada ha confirmado que la causa del fallecimiento de Antonio fue de origen natural, relacionada con su enfermedad de diabetes. Por este motivo, en el interior del coche no se hallaron rastros de sustancias químicas ni de pastillas. Tampoco se observaron signos de algún tipo de colisión o accidente en el vehículo.

Gracias a las pruebas realizadas, se ha podido determinar que la muerte de Antonio pudo haber sido súbita, sin que se detectara ningún tipo de intervención externa en su persona. Esto descarta cualquier posibilidad de que se haya visto involucrado en algún tipo de suceso o actividad ilícita.

Finalmente, el coche de Antonio Blanco fue devuelto a su barriada en perfectas condiciones, lo que da lugar a la conclusión de que él circulaba con normalidad y sin ningún tipo de alteración en su estado de salud. La investigación ha llegado a su fin con la clarificación de las causas del fallecimiento y la falta de pruebas que indiquen lo contrario.

Cronología de lo sucedido

El pasado miércoles 7 de diciembre tuvo lugar un suceso que ha sido objeto de rumores y especulaciones debido a ciertas informaciones confirmadas y desmentidas sobre un abuelo y un menor desaparecidos.

Según las últimas noticias, el abuelo Antonio acudió esa misma tarde a dos centros de salud en busca de atención médica debido a una dolencia. Como estaba a cargo de su nieto, decidió llevarlo con él. Sin embargo, al llegar a ambos centros, se encontró con que las urgencias estaban abarrotadas, lo que lo llevó a tomar una decisión.

El abuelo, consciente de que la espera en los centros de salud sería demasiado larga e incómoda para su nieto, decidió abandonar la idea y dirigirse a casa nuevamente. Por desgracia, este hecho generó cierta confusión y se dieron a conocer informaciones erróneas sobre lo sucedido.

Finalmente, es importante destacar que, a pesar de la situación, el abuelo fue un ejemplo de responsabilidad al preocuparse por el bienestar de su nieto y asegurarse de que estuvieran juntos y a salvo durante todo momento.

El hallazgo de Antonio llegó tarde tras su fallecimiento

El vehículo donde se encontraban el abuelo y el nieto fue encontrado por un trabajador de la zona, quien lo había visto el día anterior en el camino sin prestarle atención. No se había percatado de que había alguien en su interior, hasta que lo vio en las noticias y recordó haberlo visto anteriormente. Gracias a él, la Guardia Civil pudo dar con el vehículo 20 horas después, el 8 de diciembre.

Una vez llegaron los agentes, descubrieron que el abuelo, Antonio, ya había fallecido. Aunque en un primer momento se informó de que seguía con vida cuando fue rescatado, la autopsia reveló que murió pocas horas después de desvanecerse. Sus familiares explicaron que sufrió un infarto debido a una bajada de glucosa en sangre.



Mientras tanto, el pequeño se encontraba en estado de hipoglucemia e hipotermia, y fue trasladado de urgencia al centro de salud de La Palma del Condado y luego en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío, donde sigue hospitalizado. En el viaje en helicóptero, comenzó a llorar, lo que dio esperanza a los sanitarios. Sin embargo, al llegar al hospital su estado era muy grave.

Después de horas reaparecen

Después de 18 horas de angustia, una señal de esperanza. El alcalde, los familiares y los amigos de los desaparecidos recibieron la noticia de que el abuelo y el nieto, finalmente habían sido encontrados con vida por vecinos en Villarrasa.

El alcalde de la localidad, Cristóbal Carrillo, confirmó el hallazgo tras recibir una llamada de la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo. El abuelo y el pequeño fueron encontrados en un camino por uno de los vecinos, que al acercarse al vehículo, los encontró en su interior.

Según narraron testigos a las puertas de la vivienda familiar, el abuelo y el nieto fueron encontrados en un terreno de difícil acceso, en malas condiciones debido al clima. Concretamente, el vehículo fue localizado entre la Dehesa Espina, donde se celebra la romería de Villarrasa, y el camino hacia Rociana.

Se trata del lado opuesto a la zona en la que se estaba llevando a cabo la búsqueda por parte de la Guardia Civil, que iba a partir desde La Peñuela. Afortunadamente, el abuelo y el pequeño fueron encontrados sanos y salvos por los vecinos de la zona.

Examen exhaustivo de la Policía Rural

Comprobación médica: Daniel no presentaba rastros de sustancias tóxicas en su organismo. El viernes pasado, la madre reveló en Telecinco que el niño no mostró signos de intoxicación en los exámenes de toxicología, y que la falta de oxígeno debido al encierro prolongado en el vehículo fue la causa de su fallecimiento. Se confirma que su abuelo no lo envenenó.

El abuelo fue hallado dentro del automóvil y fue llevado al hospital Infanta Elena de Huelva por los servicios de emergencia, pero lamentablemente ya se encontraba sin vida. En ese momento, el niño presentaba síntomas de hipoglucemia e hipotermia, por lo que fue trasladado de manera urgente al centro de salud de La Palma del Condado y posteriormente en helicóptero al hospital Virgen del Rocío.

En el traslado en helicóptero, Daniel comenzó a llorar, lo que brindó esperanzas a los profesionales de la salud, sin embargo, al llegar al hospital su estado era crítico. Se le practicaron diversas pruebas al ingresarlo, pero los resultados no fueron favorables. Lamentablemente, el pequeño estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos del Virgen del Rocío durante cinco días hasta su fallecimiento este martes.

Artículos relacionados