consecuencias de una mala conexion de un transistor

Evita malas conexiones en tu transistor guía práctica de conexión correcta

La página que estás tratando de encontrar no se encuentra disponible o la dirección ingresada es incorrecta. Te invitamos a explorar nuestras categorías en la página, donde seguramente encontrarás lo que estás buscando. Apreciamos tu interés.

Cuál es el papel de la Ley de Moore en esta situación

Si reflexionamos sobre todo lo que hemos revisado hasta ahora y se confirman las atractivas propiedades de los 'trancitores' sobre el papel, es fácil entender que su incorporación en la tecnología electrónica moderna tendría un efecto altamente beneficioso. En este punto, es oportuno recordar la definición de la Ley de Moore, propuesta por Norberto Mateos, Gerente de Intel España, durante nuestra entrevista a principios de agosto pasado.

Según Norberto, "la Ley de Moore, que se observó en 1965 y, por lo tanto, tiene más años que Intel misma, ha sido formulada de diferentes maneras según el momento. Durante las décadas de los 90 y últimas, se hablaba de velocidad. Luego pasamos a hablar de rendimiento. Al final, lo que ha establecido la Ley de Moore es una expectativa en la industria electrónica en general en cuanto a la cantidad de avance, funcionalidades y tecnología que podemos lanzar al mercado, y esto es lo que motiva a los consumidores a comprar".

Si, como defiende Sungsik Lee, la combinación de transistores y 'trancitores' nos permite producir microprocesadores -que no son más que circuitos integrados extremadamente complejos- más rápidos, simples y de menor consumo que los actuales, es evidente que la Ley de Moore aún tiene mucho para dar. Claro está, para que esto sea una realidad, es necesario que la prometida reducción en la complejidad se confirme, de manera que tenga un impacto directo y positivo en las técnicas de litografía utilizadas en la actualidad.

Qué es un transistor

Antes de elegir un transistor, es importante comprender su funcionamiento y sus tipos: BJT y FET.

Los transistores son ampliamente utilizados en circuitos electrónicos para la amplificación y conmutación de voltajes en diferentes modos.

En su estructura, los transistores constan de dos tipos de regiones, llamadas p y n, que se forman mediante el proceso de dopaje.

Para crear una región tipo p, se añade Boro al semiconductor, lo que resulta en la formación de agujeros y una carga positiva.

De manera similar, la adición de Fósforo al silicio forma una región tipo n con una carga negativa.

Cómo funcionan los transistores

Un transistor tiene dos funciones principales: amplificador e interruptor. Cuando se utiliza como amplificador, transforma una corriente de entrada baja en una corriente de salida grande, amplificando así la señal. En cambio, cuando funciona como interruptor, toma una pequeña corriente de entrada y la utiliza para encender o apagar una corriente más grande en otro lugar.

Para entender cómo fluye la corriente a través de un transistor, se debe tener en cuenta que consta de dos uniones p-n conectadas en serie. En la región de tipo n, la mayoría de los portadores son electrones, mientras que en la región de tipo p, son agujeros.

En un transistor NPN, si aplicamos un voltaje negativo en la región de tipo n (emisor), los electrones fluyen desde ese voltaje hacia la región de tipo p (base). Esto se debe a que la unión de la base del emisor está polarizada hacia adelante.

Algunos de los electrones que entran en la base se recombinan con los agujeros presentes en esa región, mientras que otros siguen fluyendo hacia el colector para formar la corriente de esta región. El número de electrones que fluyen hacia el colector puede controlarse alterando la base. Cabe mencionar que la unión colector-base está polarizada de forma inversa, ya que el colector está conectado a un voltaje positivo.

Las principales propiedades de los transistores qué las distingue

La capacidad de corriente permitida varía entre los transistores habituales, en miliamperios, y los de potencia, que alcanzan amperios. Es fundamental no sobrepasar el valor máximo de corriente indicado en la ficha técnica del transistor.

Para que un transistor opere en modo de saturación, es necesario aplicar un voltaje específico entre el colector y el emisor. Dicho voltaje, comúnmente denominado VCE, se encuentra detallado en la hoja de datos del transistor y debe estar presente para que el transistor entre en modo de saturación.

Dos características importantes de los transistores son los voltajes de avería del colector a la base y del colector al emisor. Durante el funcionamiento, estos valores no deben ser superados, ya que un exceso de voltaje puede dañar el transistor.

Explorando el potencial de la tecnología del transistor inverso

En qué consiste un transistor inverso

Antes de adentrarnos en el concepto de transistor inverso, es importante comprender qué es un transistor convencional y su amplio uso en la tecnología actual. Estos pequeños elementos pueden encontrarse en circuitos integrados de todo tipo, desde microprocesadores y amplificadores de potencia hasta rectificadores y osciladores. En otras palabras, están presentes en nuestros ordenadores, teléfonos móviles, equipos electrónicos y una gran cantidad de dispositivos más.

A pesar de que sus antecesores son aún más antiguos, los primeros transistores tal y como los conocemos hoy en día fueron inventados en 1947 por John Bardeen, William Shockley y Walter Brattain, tres físicos de los Laboratorios Bell. De manera sencilla, podemos definir un transistor como un dispositivo electrónico semiconductor que transforma una señal de entrada en una salida específica. Por ejemplo, un amplificador electrónico aumentará la potencia, tensión o corriente de la señal que recibe en su entrada, aunque requiere de una fuente de alimentación externa.

Existen diferentes tipos de transistores, como los bipolares, de efecto campo, fototransistores y electroquímicos orgánicos, entre otros. Sin embargo, no es necesario profundizar en ellos para entender el concepto de transistor inverso, que es el enfoque principal de este artículo. Basta con conocer dos cosas clave sobre los transistores: son componentes activos en los circuitos integrados y los que permiten alcanzar el alto nivel de integración que se utiliza en las técnicas de litografía actuales son los de efecto campo (FET).

Cómo conectar los transistores

Asegúrese de revisar la hoja de datos de su transistor antes de aplicarle cualquier voltaje. Es fundamental conocer cuál es la base, el emisor y el colector para evitar posibles daños o incluso un incendio.



Antes de suministrar energía al transistor, es necesario tener claridad sobre sus terminales. Si conecta el transistor de forma incorrecta, es probable que termine arruinando el dispositivo y con un fuerte olor a quemado.



En el caso de un amplificador, la unión base-emisor debe estar directamente polarizada y la región de colector-base inversamente polarizada. Esto se logra conectando el voltaje positivo al material tipo p de la base y el voltaje negativo al emisor compuesto por material tipo n. Así, se garantiza una polarización adecuada de la unión base-emisor. Para invertir la polarización de la unión colector-base, se debe aplicar un voltaje positivo en el colector y un voltaje negativo en la base.

Cuando el transistor se utiliza como interruptor, se acostumbra a conectar el emisor a la tierra y usar la señal de conmutación como entrada en la base. La carga de salida se conecta en el colector, permitiendo que el transistor se encienda y se apague mediante la señal aplicada en la base. Esto hace que el transistor opere en las regiones de “saturación” y “corte” al encenderse y apagarse, respectivamente.

Guía para seleccionar el transistor ideal para su proyecto

¿Cómo elegir el transistor adecuado para tu proyecto?

Antes de comprar un transistor para tu proyecto, es importante asegurarte de ciertos aspectos relevantes, como el voltaje de la fuente, la disipación de energía y las corrientes de funcionamiento que se utilizarán. Estos factores serán determinantes para decidir cuál transistor es el adecuado para tu proyecto.

Puedes consultar estos parámetros en el manual del fabricante que acompaña al transistor. En particular, debes prestar atención al voltaje de saturación, voltaje de ruptura, corriente colectora y ganancia de corriente. Estos valores te darán una idea del rendimiento del transistor en tu proyecto específico.

Además, es importante tener en cuenta si tu proyecto requiere una polaridad positiva o negativa en la salida. Este aspecto también estará indicado en el manual del fabricante.

Recuerda siempre respetar los valores máximos de corriente y voltaje recomendados por el fabricante. Si los excedes, podrías dañar irremediablemente tu transistor. Por eso, es fundamental tener en cuenta y seguir estas especificaciones técnicas.

Utilización de cookies en nuestra tienda

Esta tienda utiliza cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios. Estas pequeñas herramientas nos permiten recopilar información sobre tu actividad de navegación y así comprenderte mejor como usuario. Para obtener más información sobre esto, te recomendamos revisar nuestra política del uso de cookies. ¡Gracias por elegir nuestra tienda!

Artículos relacionados