como cortar la masa de hojaldre para hacer croissants

Guía práctica Cómo cortar la masa de hojaldre para preparar croissants caseros

Un dulce icónico que ha perdurado a través de los siglos, el croissant casero es la receta perfecta para aquellos que buscan una preparación rápida y sencilla. En tan solo diez minutos, podrás tener en tu horno un croissant crujiente y delicioso, una auténtica delicia culinaria con una larga trayectoria que se remonta al siglo XIII.

Secretos y recomendaciones para lograr un croissant impecable

La importancia del precalentamiento del horno en la pastelería

En toda receta de pastelería, esencial precalentar el horno antes de meter el producto. Solo cuando alcance la temperatura indicada en la receta, podemos comenzar la cocción. De lo contrario, los resultados y los tiempos podrían variar.



Cada horno es único, por lo que es importante tenerlo en cuenta. Además, el tamaño de los croissants también influye en el tiempo de cocción. En nuestra receta, hemos preparado 12 unidades de tamaño pequeño. Sin embargo, si queremos hacerlos más grandes, deberemos aumentar el tiempo de cocción.



Cuando una masa necesite ser pintada, es fundamental hacerlo con cuidado. Con una cantidad moderada y en una única capa es suficiente. Especialmente cuando se pinta con huevo —alternativa a la mantequilla en nuestra receta— para obtener un acabado brillante y bonito. Si nos excedemos, conseguiremos el efecto contrario.

Deliciosos Croissants de Hojaldre Simplificados

¡Si eres amante de los postres, no puedes dejar de probar estos deliciosos dulces! Mi recomendación es que prepares los clásicos donuts caseros, un exquisito brownie de chocolate si eres de los que no se pueden resistir a este sabroso ingrediente. Y si lo que buscas es un postre tradicional, ¡las deliciosas rosquillas de anís son tu mejor opción!

Y si lo tuyo es el hojaldre, seguro que no puedes resistirte a las palmeras, ¡se convertirán en tu dulce favorito!

Esta selección de postres es ofrecida por María Jesús Medina y publicada en septiembre 15, 2021. ¡Comparte estos irresistibles dulces con tus seres queridos y disfruta de momentos deliciosos juntos! ¡Atrévete a probarlos y comparte con tus amigos y familiares en redes sociales!

¿Te atreves a cocinar otros platos deliciosos? Descubre también nuestras recetas de pollo a la cerveza, caramelos toffee, mazapán de Soto, tarta de queso y dulce de leche, trufas de chocolate y leche condensada, pan de higo, vieiras a la Gallega, almejas a la marinera, espaguetis al pesto, cómo cocer canelones, patatas deluxe y cómo limpiar berberechos. ¡Buen provecho!

La perfecta receta sencilla hecha en casa veloz y única del croissant ideal

Los deliciosos croissants que podemos disfrutar en las pastelerías profesionales requieren de un gran esfuerzo y habilidad en la manipulación de la masa de hojaldre, para conseguir esa textura esponjosa y crujiente que los hace tan irresistibles.

Sin embargo, en el hogar podemos simplificar esta receta utilizando ingredientes que nos facilitarán enormemente el proceso, sin renunciar al increíble sabor y textura de los verdaderos croissants.

El elemento clave que hace posible esta simplificación es la masa de hojaldre Buitoni, que es muy fácil de manejar y no se rompe con facilidad, lo que nos permitirá dar forma a nuestros croissants sin dificultades. Además, gracias a sus 196 capas de hojaldre, lograremos unos croissants ligeros, esponjosos y muy crujientes.

Receta para elaborar deliciosos Cangrejos de hojaldre rellenos de nutella

Si quieres hacer tu propia masa de hojaldre desde cero, aquí tienes una guía para prepararla Cómo hacer una masa de hojaldre casera (AQUÍ)



Para empezar, extiende la masa de hojaldre sobre la superficie de trabajo sin retirar el papel que la cubre. Esto facilitará su manipulación. Además, es recomendable dejarla a temperatura ambiente durante unos 10 minutos antes de trabajarla para que se ablande un poco.



Ahora, corta la masa en triángulos utilizando un cuchillo de cocina. Puedes seguir las indicaciones en la imagen que te mostramos para obtener un corte perfecto. Haz un corte perpendicular en la base del triángulo de unos 3 centímetros aproximadamente.

Las herramientas imprescindibles para hornear tu propia bollería

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti, ¡porque incluye una variedad de deliciosas opciones! En mi libro encontrarás platos para abrir el apetito, opciones para primeros platos, excelentes platos principales, postres tentadores y recetas básicas.

¿Te encanta cocinar y quieres compartir tus propias recetas y experiencias? ¡Únete a nuestro grupo en Facebook Amigos de Anna recetas fáciles! Aquí podrás conversar con otros amantes de la cocina y discutir sobre estas y otras deliciosas opciones.

Recuerda seguirme en mi blog Anna Recetas Fáciles y en mis redes sociales para estar al día con mis últimas recetas, consejos y trucos culinarios. Me puedes encontrar en Facebook, Twitter, Pinterest, YouTube y Instagram.

Ingredientes para unidades

Receta de croissants de miel

Precaliente el horno a 180 grados. Extienda la masa de hojaldre en una superficie lisa hasta obtener un grosor uniforme. Luego, córtela en 8 porciones iguales desde el centro, de forma que obtenga 8 triángulos.

En un vaso, mezcle una cucharada de miel con un poco de agua hasta obtener una consistencia homogénea. A continuación, con ayuda de un pincel, unte cada triángulo de hojaldre con la mezcla de miel.

Enróllelos desde la parte exterior hacia la punta, y doble los extremos hacia delante para que adquieran forma de croissant. Asegúrese de untar nuevamente la superficie con la mezcla de miel antes de llevarlos al horno.

Coloque los croissants en una bandeja para horno previamente engrasada y hornéalos durante 15-20 minutos, o hasta que adquieran un tono dorado. Déjelos enfriar y ¡disfrute de sus deliciosos croissants de miel!

Deliciosas opciones de relleno para un croissant hecho en casa

¡Descubre la irresistible versatilidad de los croissants! Estos deliciosos bocados ya son deliciosos por sí solos, pero ¿sabías que se pueden convertir en verdaderas obras de arte culinarias con solo agregarles un relleno?
¡No esperes más y prueba diferentes combinaciones para satisfacer todos tus antojos!

Para conseguir croissants perfectos, simplemente sigue estos sencillos pasos: coloca una cucharada de tu relleno favorito en la parte ancha de la masa y con cuidado, enrola para evitar que se salga el relleno. Luego, continúa con la receta básica y disfruta del resultado final. ¡Delicioso!



La ganache es sin duda el relleno más clásico y popular, pero no te limites solo a ella. Existen infinitas opciones de rellenos deliciosos que puedes encontrar en tu tienda favorita para satisfacer tus gustos más exigentes. ¿Qué esperas para probarlos todos?

Deliciosos complementos para disfrutar con un croissant

Disfrutar de un croissant casero en cualquier momento siempre es un placer, pero si lo acompañamos con algo delicioso, ¡será aún mejor!

No cabe duda de que un buen vaso de leche, ya sea fría o caliente, sola o con cacao, es el complemento ideal para saborear nuestro croissant casero.

Con un toque de vainilla o chocolate, y con la opción de tomarlo frío o caliente, los batidos son una deliciosa opción para complementar la textura crujiente de nuestro croissant casero.

La Trayectoria y Evolución del Pan en Forma de Media Luna

Origen de los croissants: un dulce con historia

A pesar de que comúnmente se les asocia con la repostería francesa, la verdad es que los croissants no se originaron en Francia, sino en Austria o en algún otro país del este de Europa, donde desde el siglo XIII se elaboraban unos pequeños pasteles llamados kipferl, que se servían solos o con nueces.

Según otros historiadores, su origen se encuentra también en Austria, pero en el siglo XVII, durante el asedio otomano a Viena. Los panaderos de la ciudad, mientras trabajaban por las noches, escucharon ruidos de picos y palas intentando socavar la muralla que rodeaba a la ciudad. Gracias a su aviso, Viena pudo repeler el ataque.

Una celebración con forma de luna creciente

Para conmemorar la victoria, los panaderos crearon un bollo con la forma de la luna creciente, presente en la bandera turca. De esta manera, simbolizaron que se estaban "comiendo" a los turcos.

Artículos relacionados