blog primer plato facil y original

Descubre recetas de primer plato fáciles y originales para impresionar en cualquier ocasión

Los platos iniciales fáciles de preparar, que mezclan frutos secos, verduras, frutas y cereales, son una opción nutritiva, satisfactoria y beneficiosa para la salud. A continuación, te compartimos las recetas de estos primeros platos sencillos que hemos elegido especialmente para ti.

Incluir frutos secos

Una de las claves de la salud cardiovascular es seguir una dieta mediterránea, que incluye frutos secos con bajo contenido de colesterol pero altos en grasas. Dentro de estos frutos secos, la avellana destaca por su contenido en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, con hasta un 62% de estas grasas beneficiosas para el corazón.

Además, la avellana es un excelente aporte de proteínas (13%) y fibra (7,5%). Al mismo tiempo, su contenido en minerales como calcio, fósforo y magnesio las hace ideales para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como para niños en etapa de crecimiento.

Otro de los beneficios de la avellana es su aporte de ácido fólico, esencial en la dieta de las mujeres embarazadas ya que una ración de 30 gramos de avellanas cubre el 5% de la cantidad diaria recomendada.

Incorporar productos frescos y de temporada en la dieta

La calabaza, con su simplicidad y modestia, es similar a la protagonista de un famoso cuento de hadas. Pero bajo su piel se esconde un tesoro: una hortaliza rica en sabor, llena de vida y versátil en la cocina. El arroz, la pasta, el cuscús, el bulgur y la espelta son solo algunos de los ingredientes que se pueden combinar con la calabaza en recetas tanto dulces como saladas. Incluso las legumbres, especialmente los garbanzos y las judías azuki, forman una excelente pareja gastronómica con ella.

Los ejemplares más pequeños de calabaza pueden rellenarse con los ingredientes mencionados, así como con seitán, carne o marisco. Además, se pueden incorporar a salteados y guisos junto con otros vegetales, como cebollas, puerros, ajos, patatas, calabacines, champiñones, pimientos, nabos, coles y judías verdes. Pero en esta ocasión, hemos elegido las setas para acompañarla en un delicioso y fácil de preparar risotto.

Por otro lado, en el otoño también podemos disfrutar del caqui, una fruta exquisita que puede enamorar a cualquiera con su pulpa dulce y suave. Y no solo eso, sino que además nos brinda numerosos beneficios para la salud. Su alto contenido en fibra y su poder antioxidante ayudan a proteger al cuerpo de los radicales libres y a reducir el estrés oxidativo en casos de diabetes. Una opción saludable y deliciosa que no debemos dejar pasar esta temporada.

Plato rápido Lomo en salsa de cebolla sin necesidad de horno

¿Buscas una receta deliciosa y rápida de preparar? ¡Este plato de lomo en salsa de cebolla es perfecto para ti! Además de su sencillez, es ideal para cualquier ocasión, ya sea un día normal o una celebración especial.

Si en tu hogar no son fanáticos del lomo, no hay problema. Este platillo también se puede preparar con cualquier tipo de carne y seguirá siendo igual de sabroso. ¡Atrévete a experimentar con diferentes opciones!

Lo mejor de esta receta es su versatilidad. Puedes adaptarla a tus gustos y necesidades, e incluso añadir ingredientes extras para darle un toque personal. ¡No hay límites para la creatividad en la cocina!

¿Qué estás esperando para deleitar a tu familia y amigos con un recetón como este? Con tan solo unos pocos ingredientes y pasos simples, tendrás un plato delicioso y perfecto para cualquier ocasión. Disfruta de la combinación de sabores y sorprende a todos con tus habilidades culinarias. ¡Buen provecho!

Deliciosos y adictivos zucchini bites Querrás más y más

¡Prueba estos deliciosos san jacobos de calabacín para una comida saludable y que encantará a toda la familia! Son una opción ideal para incorporar verduras en tu dieta y niños los verán como una deliciosa merienda. Rellenos con jamón y queso, estos san jacobos pueden ser preparados en la sartén o en el horno, y ambas formas resultan igualmente sabrosas. Y si quieres variar un poco, también puedes utilizar berenjena en lugar de calabacín para añadir un toque diferente.

El secreto de la notable salsa de la ensalada de col de KFC

Preparando una deliciosa ensalada de col americana

¿Eres fan de la ensalada de col americana y no sabes cómo hacerla en casa? ¡No te preocupes más! Aquí te dejo la receta, con una salsa deliciosa, para que puedas disfrutarla en la comodidad de tu hogar.

Esta receta es muy popular en el restaurante KFC y no es de extrañar, ya que ¡está para chuparse los dedos! Con su sabor único y refrescante, es perfecta para una cena ligera o como acompañamiento en cualquier comida.

Ingredientes:

  • 1/2 repollo verde o morado
  • 1 zanahoria
  • 1/4 cebolla blanca
  • 3/4 taza de mayonesa
  • 1 1/2 cucharadas de mostaza
  • 1 1/2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Primero, corta el repollo en trozos finos y la zanahoria en rodajas. Mezcla la verdura en un recipiente.

En un tazón aparte, mezcla la mayonesa, la mostaza, el vinagre y el azúcar. Sazona con sal y pimienta al gusto. Si prefieres una ensalada más dulce, puedes agregar más azúcar. Si te gusta con un toque de acidez, puedes añadir más vinagre.

Vierte la salsa sobre el repollo y la zanahoria, y mezcla bien hasta que todas las verduras estén cubiertas. Puedes agregar más mayonesa si la salsa parece demasiado espesa.

Luego, deja enfriar la ensalada en la nevera durante al menos una hora para que los sabores se mezclen. Y ¡listo! Ya tienes tu deliciosa ensalada de col americana lista para disfrutar.

Espero que te haya gustado esta receta y que la disfrutes con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

Muffins de macarrones con viagemma y verduras asadas

Ingredientes (para 4 personas):

  • 400 g de pasta
  • 3 salchichas frescas
  • 150 g de espinacas
  • 100 g de queso para gratinar
  • 2 dientes de ajo
  • Salvia fresca
  • 1 dl de nata líquida
  • 1 dl de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pasos para preparar la receta:

1. En una olla grande con abundante agua y un poco de sal, cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocida, reservar y escurrir.

2. En una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, saltear las salchichas en trozos y los dientes de ajo picados hasta que estén dorados.

3. Añadir las hojas de espinacas y saltear por unos 4 minutos, hasta que se pochen. Agregar la salvia fresca picada.

4. Incorporar la nata, la leche y el queso rallado. Continuar removiendo hasta que el queso se derrita y se forme una salsa cremosa.

5. Finalmente, mezclar la salsa con la pasta cocida y servir caliente.

Sopa japonesa con salsa de soja miso y frijoles de soja verde

Artículos relacionados